Actus Culture

A raja tabla con Antonio Becerro

Partageons les bonnes idées.


Entrevista: Clarisa Rivadeneira.

El Centro Experimental Perrera Arte cumple 27 años de trayectoria como espacio independiente con un vasto dossier de artistas colectivos y de un trabajo mancomunado junto a las comunidades barriales. Este emblemático espacio de las artes y la cultura en Chile, conocido popularmente como Perrera Arte, celebra a su manera, presentando las obras y a los artistas escogidos con pinzas, con un sello de calidad final. 

Ha pasado mucha agua bajo el puente estos últimos tres años a nivel mundial y sobre todo en Chile. ¿En qué está Becerro en el escenario actual?

Res: Un escenario apocalíptico y en Chile una distopía voraz. Me mantengo a flote como siempre un poco a raya de todos y de todo.   

Mi línea de flotación en esta realidad tiene que ver con mis nuevas obras y la producción de Perrera Arte que me demanda mucho trabajo de gestión y sobre el terreno.

Antonio Becerro director del Centro Experimental Perrera Arte

¿Cómo artista te queda tiempo para ser el director ejecutivo, productor y director de Perrera Arte?

 Res:  La verdad es que es al revés le robo tiempo un poco por aquí, un poco por allá, sin drama alguno. Mi dedicación a la producción está saldada del prejuicio creativo con resultado de obra objetual, como ejercicio único para validar a un artista. Parte de la producción es una ingeniería poética y creativa, donde el mecanismo me resulta igual de riesgoso y entretenido. 

El soporte de la obra, a estas alturas, es muy cuestionable y yo, sin querer,  he ido dejando el formato de arte contemporáneo de artista tradicional por uno más medieval. Dentro de esa lógica, mi labor como director de Perrera Arte es articular, crear puentes comunicantes entre el artista y la gente ; disfruto esta manera de promocionar a otros y de meterlos en este territorio obra. El ejercicio de producción, el ejercicio curatorial y otros, que no son justamente bien mirados en el arte. Para mí, gravitan en mi campo conceptual y hasta el momento, es un traje que me queda cómodo.

¿A qué te refieres con no ser bien mirados en el arte, no te estás justificando?

Res: Esta es una carrera larga con logros y sinsabores, pero hace bastante tiempo que estoy fuera del circuito tradicional, por tanto sin el estrés de responder a ese tipo de producciones. Estoy totalmente lejos de la histeria del medio, por mantenerse vigente, abriéndose espacio en una escena diminuta y repetitiva. Para mí, es un buen momento, es fantástico como artista contar con tu propio espacio de exhibición y promocionar a otros.  Trato de jugar con la idea de correr el cerco de que el arte no es solo un documento, un archivo, un dato, sino una experiencia más orgánica que incluya al espectador, y lo haga más partícipe desde lo cotidiano. En ese sentido, para dirigir un espacio como este, hay que superar los gustos personales, los amiguismos, la corrupción, la tontera de las vanidades, la decadencia del exitismo, la burocracia y el exceso de reglas que solo asfixian la labor de la producción y de gestión.

En ese sentido, en el último tiempo se te ha visto más involucrado en la actividad social, y más activo políticamente. ¿Cuál es tu relación con el poder con las administraciones de turno?

Res: No se puede escapar a la contingencia, yo participo y colaboro desde mi lugar como activista cultural hacia las comunidades. No tengo ninguna relación especial con el poder ; solo me relaciono con esta administración municipal que lo ha hecho bastante bien : ha sabido dar respuestas a la comunidad, debido a este estado constante de crisis social.  

La alcaldesa ha tenido lucidez, y ha sabido tener capacidad de reacción frente a la recuperación de los espacios públicos, y a la apertura de las actividades, después del tedio pandémico, dando espacios, generando participación y actividad cultural con los vecinos. 

Ya, pero la burocracia y la administración pública desde la institucionalidad tienen reglas duras y como lo hemos visto muy corrosivas. ¿Cómo un artista como tu otrora rebelde, descolgado, díscolo de todo y contestatario, se relaciona hoy con el poder?

Res: Tal cual lo dices tú, esas reglas duras entre otras cosas hacen que el poder, las élites, no tengan ningún grado de objetividad con la realidad de la ciudadanía. Las autoridades, y esto lo digo con conocimiento de causa, con personas conocidas cuando llegan al poder, se les sube el humo a la cabeza, su actitud cambia de la noche a la mañana. Un día, discutía mi punto de vista frente a un problema práctico con una “autoridad”, por una decisión torpe de parte de ellos frente a un problema común que atañía a la ciudadanía. Bastó el solo hecho de que me opusiera con mis argumentos, para que me tratara con arrogancia y se sintiera ofendida, me dijo: “Eres una falta de respeto”, como si estuviera blindada por un mandato divino o algo así.

Cuando el bloque del Frente Amplio y el Partido comunista llegaron al gobierno, en el periodo de la elección de cargos públicos, fuiste elegido en un portal ciudadano de votación libre y popular para ocupar el cargo de Ministro de la Cultura. ¿Qué te parece esa mención?

 Res: Sí, saqué un puntaje alto hasta donde lo vi. Agradezco a la gente que me propuso seriamente, pero yo no milito, no pertenezco a ningún partido político. De modo que fue solamente eso, una ilusión, nada más que eso, como lo fue la nueva constitución. 

A propósito de la nueva constitución, el abrumador triunfo del rechazo dejó a todo el mundo anonadado. A tu modo de ver, ¿cuál es el balance del reciente plebiscito, que pasó con esta elección en que los organizadores y partidarios de la opción del apruebo veían ganada la elección por lejos al rechazo?

Res: Son muchos factores.  Antagonismo fragmentado. Por un lado, ya sabemos cómo opera la derecha con su fuerza económica. Creo que estamos frente a un nuevo modo de propaganda que usó todos sus recursos económicos y tecnológicos, donde el mecanismo de inteligencia artificial básicamente está desarrollado para juntar datos afines de la gente, y así torcer las voluntades del electorado. 

El modo de Donald Trump, de Bolsonaro. El modo de los millonarios como en Inglaterra ya está aquí en Chile y cómo no, si somos los ingleses de América latina (risas). También los Constituyentes y los organizadores de la campaña del apruebo deberían hacer el mea culpa.

¿Cuál es esa?

Res: A mi parecer, fue un proceso legítimo en que la ciudadanía soberana los escogió, solo que los constituyentes  que no tenían conocimientos acabados de leyes y convenciones debieron estar mejor asesorados.   

Debió hacerse, creo, una campaña de información más intensa a modo de compresión con respecto a los artículos más complejos de leer e interpretar. Yo y tal vez como mucha gente, leímos la constitución y era un texto vanguardista para un país conservador como éste. 

Un país con gente ingenua, y a la vez muy soberbia. Lo que no me llama la atención, es que las élites salieron de todos lados a proteger sus privilegios, de derecha, centro e izquierda, claro y cómo no, nunca quieren perder ni pan ni pedazo. Aparecieron los amarillos, la Nueva Mayoría, a sembrar la duda, a poner trabas, y ahora están al bordaje del gobierno.  

Todos ellos con este “triunfo” como que se quisieran repartir el motín. Entonces, ¿quiénes perdieron y qué ganaron los que ganaron? Todo el país perdió una gran posibilidad de transformación de cuestiones básicas, por último, se tenía que terminar simbólicamente con la constitución de Pinochet. El grueso de los electores, bajo el voto obligatorio, es marginado de todos lados, los descolgados, los que nunca están presentes, ni se sienten interpretados, ni parte de este modelo de exclusión.

¿Tú crees que la gente es la culpable por falta de lectura?

 Res: Claro que sí, también. La gente no lee, por tanto no tienen además comprensión de lectura. Son años de adoctrinamiento social, en que el individualismo y el consumo, se es todo lo que se tiene. Son años de maltratos que se han normalizado. El síndrome de Estocolmo de un país, símbolo de la banalidad y la injusticia. 

Ganaron los conservadores, el grupo de poder, el doble estándar, las élites del centro izquierda, la socialdemocracia, el socialismo de los acuerdos, las élite  protegiendo su fundo, endogamia  a como dé lugar.  

Perdieron los soberbios, los políticos arrogantes de la nueva izquierda, y nosotros, los espectadores perplejos de lo que ya sabíamos, pero no lo creemos. Yo nunca creí en el triunfo asegurado del Apruebo, aunque la Alameda estuviera llena de partidarios celebrando el cierre de la campaña. Siempre he tenido mis reparos al triunfalismo.  

En este caso, mi parámetro fue en la consulta del Sí y el NO, recuerdo que no se ganó por paliza ; estuvo peleado Chile es un país conservador y esencialmente fascista, colonialista.  Más allá de todo análisis triunfalista o fatídico, hay algo que no me deja de sorprender, el fanatismo religioso al nivel Dios de la gente de derecha. Da lo mismo cómo se les trate o que los declaren derechamente zona de sacrificio, ellos igual defienden con fe y pasión su idealismo por la derecha como las masas de las barras bravas, no se puede dialogar ni razonar con ellos. Hay un sadomasoquismo curioso por decir lo menos. Las masas nunca están del lado correcto de la historia solo son parte de la manipulación y corrupción de los vencedores. 

Según tu visión ¿Está todo arreglado, todo cocinado?

Res:  Los patrones de fundos mandan a los partidos políticos, ellos escogen a los políticos que le dan garantía de gobernabilidad, a modo de proteger sus inversiones y ganancias. La pregunta debería ser : ¿Qué es realmente lo que los gobiernos de derecha le dan a la gente corriente, al llamado pueblo?  Salud, seguridad, vivienda, educación pues nada.  Son cuestiones básicas para una sociedad más o menos equilibrada en sus derechos. Pero no es así, todo lo contrario ; la filosofía económica del neoliberalismo se perfecciona en su ideología de control y destrucción.  

 Para terminar ¿hacia dónde crees que va todo este proceso, hacia dónde se dirige este país después del estallido social, la pandemia y este proceso que parece un estancamiento? 

Res: Trato de interpretar el guión de este país y siempre veo fatalidad. Como si la hubiese escrito entre otros, el cineasta alemán Werner Fassbinder, el poeta nicaragüense Rubén Darío y Violeta Parra. Esto no es un estancamiento : es un retroceso.  

A pesar de ello, tenemos que darnos el ánimo, lo de siempre, desde abajo es cómo evangelizar, abrir los espacios, construir diálogos con las comunidades, levantar otros territorios, proteger los pocos que hay, correr el cerco de la cultura a modo de recuperar la identidad local de Chile. Y esto no es nada fácil, no hay garantías de nada de parte las autoridades y el gobierno.

La ministra de cultura Julieta Brodsky dio a conocer que en su periodo se abriría a la de concursabilidad de Fondart, ¿qué piensas de ello? 

Res: Este gobierno tiene que afirmar su timón y cumplir con sus promesas ; de lo contrario, los tres años que quedan serán un desastre. Tienen que tratar de hacer todas las reformas y alianzas que puedan, pero integrando a los líderes con experiencia ganada, para que puedan lograr un pequeño avance de lo que la ciudadanía soberana logró con demandas justas en la calle. Respecto de la des concursabilidad, me parece un buen comienzo : hay que rescatar lo que está bien hecho para apoyar a los jóvenes creadores, pero hay que hacer una reingeniería en el modo de financiar y entregar cultura a este país.

Esa cuestión de la evaluación y la competencia entre los pares está viciada, se sustenta la repartición y la desconfianza. El Fondart fue creado en los 90 para garantizar y potenciar el segmento y la producción artístico/cultural e intelectual de Chile, pero es un modelo que está agotado, hace agua por todos lados. 

Este tema es serio y para largo, la descentralización, la identidad, la memoria, integración, participación ciudadana, los recursos bien entregados y usados, revisar la censura y la exclusión, etc. 

Entre otras cosas, habría que tomar en cuenta la experiencia de los espacios independientes y autónomos que han sabido sostenerse en el tiempo, en la crisis, un dossier, una agenda y una experiencia rica en entrega y participación de los territorios, como es en la Perrera Arte.   

Las autoridades tienen que dejar la soberbia y convocar a agentes, productores, artistas con territorios y resultados, que trabajen directamente para las comunidades y el país, no solo para la visión estrecha de las elites culturales y sus espectáculos. 

Este llamado debe ser un cónclave a un encuentro nacional, pero también escoger asesores que trabajen directamente con el Ministerio, y que tengan conocimientos acabados, y con voluntad de avanzar en reformas aterrizadas a la realidad y complejidad de la nueva identidad nacional. 

¿En qué está Becerro, alguna exposición, algún adelanto de obra?

 Res: Cero interés en exponer en lugares convencionales. Yo funciono por invitación y si es interesante, veo si me atrae o no, dentro o fuera del país.  Estoy en la naturaleza y su diseño, su forma, incluye ciertos humanos, pero estoy en el diálogo orgánico y misterioso de la naturaleza, nada la supera.  Parezco un vampiro recién convertido, estoy alucinado, lo estoy absorbiendo todo. Estoy haciendo obras en todos los soportes y tamaños, texturas y formatos, que en su mayoría provienen de la naturaleza: objetos encontrados, animales muertos, hojas, nidos, esqueleto y trozos de árboles mezclando tecnología LED. Obras objetos, yo diría que vuelvo a dialogar con la belleza, con la belleza de mi imaginario, es un modo de salvarme de lo feo, de lo grotesco y ordinario en lo que está el mundo entero y en especial Chile. 

Por el momento, solo están expuestas en mi mundo privado. En lo humano, estoy en el arte de apartar los weones, gente complicada, histérica, subnormales que me hagan cualquier ruido, no tengo paciencia para estupideces, así ando flotando, solo con lo puesto y con quien me haga clic en la obediencia de la belleza y en el derrame de la poesía para disparar. 

Tal vez todos deberían hacer lo mismo, así dividimos el país en dos : los aweonaos y los Ketitas -así llamo yo a los seres más libres del modelo, los que están donde está la pulsación y la frecuencia indicada en el ángulo de 95 grados, en la posición correcta.  Así aislamos a los aweonaos, hasta que aprendan a no ser duros de cabeza y dejen su supremacía moral, su miserable humildad, su doble estándar y se conviertan en Ketitas, (risas).

2 Comments

  • Valeria

    Hola!
    Solo escribo para comentar la pésima redacción de las respuestas. Será que Becerro las envió por escrito y las publicaron tal cual? No hubo edición? Ojalá mejoren esto, no puede ser que un medio publique una entrevista así, tan mal redactada. El fondo interesante, pero pésimamente escrita.
    Saludos,
    V.

    Répondre

  • Jorge Orellana Benado

    Hola Valeria,
    Gracias por tus comentarios y por leer la entrevista. Hemos hecho una relectura (benévola, como todo lo que aparece en este blog) de la entrevista de Antonio Becerro y creo los problemas han sido corregidos. Sólo comentarte que fue una entrevista oral y lo que recibimos fue la transcripción.
    En todo caso creo que lo valioso es el contenido.
    Saludos.
    Jorge Orellana Benado
    Fundador del blog france-chili.com

    Répondre

Leave a Reply

Ce site utilise Akismet pour réduire les indésirables. En savoir plus sur comment les données de vos commentaires sont utilisées.

FR ES